La alternativa Linux

Standard

Como animales de costumbres, buscamos solucionar nuestras tareas de la manera más familiar. Un ligero cambio en la disposición de botones en los controles de nuestros aparatos domésticos puede dar lugar a grandes frustraciones. Ligeros cambios en el orden de los menús entre aplicaciones también. Por eso no es de sorprender que cuando las personas toman la decisión de usar Linux a cambio de otro sistema, sea Win u OSX, estén abiertos a ciertos tropiezos desde un principio. Sin embargo pronto superarán esa primer barrera y comenzarán a buscar las herramientas para realizar su trabajo, así como lo hacían en su sistema anterior.

Cuando empecé a usar Linux una de las primeras tareas que hice fue encontrar las herramientas que me permitieran realizar mi trabajo. La primera que busqué como diseñador fue Photoshop, y como lagartija al sol fui atraído por las constantes recomendaciones de Gimp como un buen sustituto. El problema es que Gimp no es precisamente Photoshop, del mismo modo que Inkscape no es Illustrator, y Blender no es Maya. Al intentar usarlos con la idea de sustitución rápidamente me decepcioné del software libre y deseaba regresar a Windows donde tenía las herramientas necesarias. Sin embargo me enamoré de la idea del software libre y luego de buscar un poco más leí un pequeño escrito que cambió la manera en que afronté el reto de buscar las herramientas dentro de Linux.

Para los que intentaron y regresaron a su sistema anterior, sienten alivio de haber vuelto y sus amigos los apoyan para que olviden el penoso incidente, claro, no sin la respectiva burla por su intento fallido. Lo malo no es regresar. Lo malo es regresar con la firme creencia que no hay forma de realizar sus tareas en el mundo del software libre. Pero la culpa de ésta visión negativa no es de ellos. Los usuarios de Linux lo saben, como yo lo comprendí después, y me acordé por una pequeña reseña que leí recientemente donde se comparaba, otra vez, Gimp con Photoshop, y usaba curiosamente la palabra sustituto, en varias ocasiones, terminando la reseña desestimando el avance del software libre por no tener ni la mitad de funciones de la contra parte de código propietario. ¿Pero que saben los usuarios de Linux que ignora el escritor del artículo? ¿Qué aprendí yo leyendo una sencilla publicación que cambió radicalmente mi enfoque? En Linux, como los comentarios lo reflejaron, los usuarios no deben buscar “sustitutos”, debemos explorar con la mentalidad de encontrar alternativas.

Buscando alternativas no sustitutos

Al buscar una alternativa no estás buscando un reemplazo, una refacción, buscas una herramienta con sus propias características que te permita llegar a un resultado lo más cercano al que obtendrías con tu otra herramienta. Cuando entras con esa mentalidad el mundo del software libre se abre ante ti y comienzas a encontrar características positivas con valor extra, así como algunas carencias. No sólo las identificas sino que estás dispuesto a darles un valor para determinar si esas características son suficientes para continuar tu trabajo, alterarlo positivamente(o negativamente) o detenerlo(Con la inevitable consecuencia de abandonar).

En este sentido, como “predicador”, el uso del lenguaje se vuelve de vital importancia porque transforma el enfoque de los usuarios nuevos permitiendo un acercamiento más provechoso. Si Gimp es una alternativa a Photoshop, pensamos, ¿Qué puede hacer? y… ¿Qué no puede hacer? Dejaran de buscar una herramienta específica del software con el que les enseñaron, se concentrarán en los resultados que quieren obtener y buscarán un camino para lograrlo. Este camino será muy diferente al que usan en su software habitual, y puede ser que algunos procesos estén menos refinados, pero habrá otros que estén mejor logrados y al final del día se obtendrá el resultado esperado.

Para encontrar un buen software alternativo en Linux, lo que hago es explorar su funcionalidad por medio de tareas. Esto sirve muy bien tanto para un primer acercamiento como para medir la madurez de un programa en particular respecto a otro. Lo que hago es buscar un resultado.

Todo comenzó como una curiosidad, por diversión, quería saber si era posible seguir las guías o tutoriales de 3dStudioMax usando Blender. En un comienzo fue complicado, algunas cosas faltaban, pero en otros aspectos resultaba más fácil conseguir los resultados. Por supuesto que esto sólo sirve para medir características comunes. Explorando Blender encontrarán que tiene muchas funciones extra que no tiene el otro software (y viceversa), pero eso lo exploraremos después. Lo importante en ese momento era conseguir los resultados que ya era posible conseguir con el otro software, y si estaba cómodo con el proceso.

Así encontré, por medio de tutoriales, como software alternativo a Illustrator para trabajo con vectores al proyecto Inkscape. Antes de usarlo no me acomodaba a los vectores, me era imposible trabajar con ellos y los rehuía todo el tiempo. El problema no eran los vectores, sino la herramienta que usaba. Para mi proceso de trabajo y los resultados que busco resultó ser muy cómoda y rapidísima la interfaz de Inkscape. Sin embargo, aclaro, para MIS procesos de trabajo.

¿Hay una alternativa para todos las aplicaciones?

No, no hay una aplicación alternativa para cada una de las que existen en otros entornos. Lo que si hay, son alternativas a cada proceso de trabajo. Por ejemplo, mencionaba Inkscape por su facilidad de manejo de vectores, pero en manejo de texto todavía está limitado. ¿Qué hago entonces? No me voy a buscar un software que lo tenga todo porque no lo voy a encontrar. Lo que hago es complementarlo. En este caso puedo usar Scribus para manejar todo el texto, sus controles de texto son bastante completos. Es un caso sencillo, pero es posible hacerlo.

En ambientes de producción, donde no se rigen por la posibilidad de hacerlo sino por la eficiencia en lograrlo, es claro el porque elegir una herramienta sobre otra. Pero aún usando alternativas es posible ser eficientes. Sólo es cuestión de identificar los procesos, mismos que pueden no estar bien definidos en un campo laboral específico por haberlos construido en base a las herramientas “probadas”.

En mi caso específico, siempre me mandan los archivos de vectores en formato Illustrator(AI) y, aunque Inkscape puede abrirlos, no puede interpretar algunos efectos. Por lo mismo siempre se los pido en PDF o SVG con efectos rasterizados. Del mismo modo cuando envío lo hago usando PDF o usando SVG con efectos rasterizados. Cada punto, tanto de entrega y salida, esta descrito en el documento sobre el proceso. Para una persona nueva, es sólo cuestión de revisarlo para evitar demoras y problemas. Por supuesto, siempre habrá que educar a un cliente nuevo, aún a su diseñador, que estará acostumbrado a buscar el adjunto sin leer el cuerpo del mensaje ignorando las letras prominentes que dicen “el archivo se abre con Illustrator”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s